Criterios higiénico sanitarios para la prevención y control de la Legionelosis

El nuevo proyecto de Real Decreto …/2021 de Legionella ya esta abierto a consulta pública, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis, que derogará el actual Real Decreto 865/2003.

La Legionella es una bacteria ambiental capaz de sobrevivir en un amplio intervalo de condiciones físico-químicas, multiplicándose a temperaturas entre 20 ºC y 50ºC. Su temperatura óptima de crecimiento es 35-37 ºC. Su nicho ecológico natural son las aguas superficiales, como lagos, ríos, estanques, formando parte de su flora bacteriana sin descartar el agua de mar. Desde estos reservorios naturales la bacteria puede colonizar los sistemas de abastecimiento y, a través de la red de distribución de agua, se incorpora a los sistemas de agua sanitaria (fría o caliente) u otros sistemas que requieren agua para su funcionamiento, como las torres de refrigeración.

La presencia de agua contaminada con la bacteria en instalaciones mal diseñadas, sin mantenimiento o con un mantenimiento inadecuado, favorece el estancamiento del agua y la acumulación de productos nutrientes para la bacteria, como lodos, materia orgánica, materias de corrosión y amebas, formando una biocapa. La presencia de esta biocapa, junto a una temperatura propicia, explica la multiplicación de Legionella hasta concentraciones infectantes para el ser humano. Si existe en la instalación un mecanismo productor de aerosoles, la bacteria puede dispersarse al aire. Los aerosoles que contienen la bacteria pueden permanecer suspendidos en el aire y penetrar por inhalación en el aparato respiratorio de las personas expuestas.

El control de la calidad del agua es un aspecto esencial dentro de las operaciones de vigilancia y seguimiento de las instalaciones de riesgo en relación con la prevención de la legionelosis. Aspectos como la elección de los puntos de muestreo, procedimiento de toma de muestras y su custodia hasta la recepción por el laboratorio son aspectos que incidirán en la representatividad y la calidad de los resultados, lo que puede conllevar una toma de decisiones que no sea la mejor para un buen control y correcto funcionamiento de las instalaciones.

Hay que tener siempre presente que un adecuado examen de Legionella va a depender de varios factores, entre los que cabe destacar:

👉 La localización de los puntos de muestreo en términos de representatividad de la instalación de agua que se está estudiando.

👉 El momento del muestreo en relación con las operaciones de control que se llevan a cabo en la instalación, incluido el momento de dosificación del biocida y los niveles del mismo.

👉 La calidad de la toma de muestra (procedimiento).

👉 Adecuado transporte y almacenamiento de las muestras que asegure que las muestras van a sufrir el menor cambio/alteración posible antes del inicio del análisis.

Las características del muestreo van a depender del objetivo perseguido así como de la naturaleza de la muestra. Es decir, en el procedimiento de toma de muestras hay que tener en cuenta si se trata de:

✔ Determinar si el agua cumple con las especificaciones de calidad reglamentarias vigentes.

✔ Un control preventivo o de un control para comprobar la eficacia del tratamiento o bien para comprobar el funcionamiento de un sistema.

✔ De un control para identificar el origen de un brote.

✔ Identificar y caracterizar posibles fuentes de contaminación.

✔ Etc.

Los muestreadores deben estar entrenados para ello y deben conocer todos estos aspectos que pueden afectar a los resultados de los ensayos. La formación y la determinación de competencia deben estar descritas para todas las personas encargadas de la toma de muestra.

Eli Bosch

TOMA DE MUESTRA DE LEGIONELLA

The Sampling solutions, expertos en tomas de muestras.

Fuente: Proyecto RD ../2021, RD865/2003, Control preventivo de Legionelosis en instalaciones de riesgo de la CAPV – Guía para la toma de muestras ( País Vasco).

Privacidad